Ante lo irreversible, mostramos como testimonio futuro, una imagen de una parte de la ciudad que ya no existe y no se re-genera con la misma carga arquitectónica, simbólica, artística, familiar, barrial o colectiva.

Muchas de ellas han sido demolidas en forma clandestinas, sin permiso de obra, de atrás para adelante, sin la debida protección de los obreros o de los vecinos de las casas lindantes.

Otras, pese a su innegable valor arquitectónico y de estar portegidas por la Ley 3056 de la CABA, fueron condenadas a la piqueta justamente por el organismo que debería
preservarlas.

Con suerte, podemos mostrarles el "antes" y el "después", para crear conciencia sobre el patrimonio arquitectónico porteño arrasado en esta última oleada. Es un triste "obituario virtual", de piezas de una ciudad cuya mayor riqueza, era, justamente, su eclecticismo arquitectónico.

viernes, 19 de febrero de 2010

Arenales 2644

Junto a Arenales 2630 (ya demolido) y las dos construcciones a los lados componian un buen conjunto de cuatro construcciones estilo Tudor...





3 comentarios:

Lu dijo...

Hay una página que promueve una ley para limitar las construcciones altas y proteger la identidad de los barrios!!! Apoyémosla así se sanciona! http://www.trespisosenbarrios.com/

Anónimo dijo...

Que aberración! Digo, la ley

Anónimo dijo...

Yo esta casa siempre la veia cuando viajaba en el colectivo. No lo puedo creer estaba en perfecto estado!